Gelatina de frutas otoñales

Llego a casa después de ir al gimnasio y me encuentro con el frutero lleno de fruta y mi cabeza dándole vueltas a ver que podía crear.
Y hace un tiempo que me está haciendo un seguimiento de control y bajada de peso una amiga enfermera, porque desde enero hasta julio perdí 13 kg comiendo saludable y haciendo deporte, pero ahora estaba bastante estancada así que decidí pedir recursos.
Y el frutero me recordó a ella, como sabe que me encanta cocinar, una vez en la consulta me preguntó si sabía trabajar con gelatina, si sabía hacer gelatina con frutas dentro, que ella quería aprender porque a parte de ser muy resultón a la vista es muy sano.


La gelatina tiene muchas y ricas propiedades:
  • ayuda a la digestión
  • contiene colágeno que es una proteína capaz de aportar nutrientes complementarios para la piel, uñas y cabello, ayudando a que estén mucho más saludables
  • el colágeno también es ideal para mantener saludables nuestras articulaciones y tendones
  • es muy baja en calorías
  • la gelatina en su composición no contiene colesterol, grasas ni azúcar, resulta un alimento muy adecuado para acompañar dietas para bajar de peso
  • facilita la desinflamación general, la regulación de las hormonas y fortalece el sistema inmunológico
Así que me animé y empecé a pelar fruta a destajo y el resultado fue una super gelatina de frutas otoñales.



Así que si os gusta la fruta, la gelatina, estáis perdiendo peso o simplemente os gusta comer sano aquí os dejo un recetón para disfrutar comiendo.

INGREDIENTES:
  • caquis o persimons
  • granadas
  • uva
  • 500 ml de agua
  • edulcorante
  • el zumo de una naranja
  • 7 hojas de gelatina
Lo primero de todo es pelar y cortar los caquis, partir las uvas y desgranar las granadas y reservar. 
Poner las hojas de gelatina a hidratar en un cuenco de agua fría.
Exprimir la naranja y mezclar el zumo con el agua. Poner en un cazo y calentar.
Edulcorar el agua con sirope de agave, miel, edulcorante líquido, stevia, siempre al gusto. Hay que ir probando hasta encontrar el punto de dulzor que nos gusta.
Escurrir la gelatina y añadir a la mezcla de zumo y agua, mezclar hasta que esté disuelta e integrada. Reservar.
Engrasar un molde y añadir una capa de caqui, una capa de granada y una capa de uvas, cubrir con gelatina, a ras de la fruta y llevar al congelador 15 minutos. Sacar y repetir las capas y cubrir hasta que tengamos el molde lleno. 
Refrigerar en la nevera 4-5 h mínimo, aun que yo recomiendo dejarla toda la noche.
A disfrutar!





Como veis es laborioso pero no es complicado.
Se pueden utilizar las frutas que queramos, aun que las ácidas como la piña, el kiwi, etc. son mejor no usarlas porque rompen la gelatina y al desmoldarla se nos rompería. 
También podemos poner frutas en almíbar bien escurridas. 
Hay miles de posibilidades, todo depende de nuestra creatividad y de la fruta de la que dispongamos.




Es una idea estupenda para tomar a media mañana o para la merienda de la tarda y complementada con un té o infusión es un tentempié completo. Igual que para sorprender a nuestros invitados en una comida.

Espero que os guste y os animéis a hacerla.
Y por si alguien está en fase de pérdida de peso: MUCHA FUERZA, SE PUEDE!





Un beso bien fuerte.
Vero.

1 comentario:

  1. Un postres muy sano y muy vistoso, que colorido!! Bs.Julia

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...